Es el momento de abogar por nuestros hijos

May 23, 2020

Marlene Steuber

¿Qué podemos hacer por nuestros hijos ahora?

Como mamás tenemos un 'sexto sentido' y deberíamos aprender a usarlo más. A veces sin palabras, sabemos lo que sienten, lo que piensan y las experiencias que pueden ser beneficiosas para ellos...o no. Nuestro poder más grande puede venir de escuchar lo que sabemos, y no de seguir sin cuestionar.

Ahora, en este "nuevo" normal veo a mis hijos sentados enfrente de una pantalla todo el día. Mi 'sexto sentido', y mi preparación profesional, me dicen que tiene que haber otra manera.

Cerebro adulto vs. cerebro joven

Yo, como adulta, puedo aprender online. De esta manera, llevé un curso de un año para certificarme como Parent Coach; la experiencia de aprender y compartir con un grupo de mujeres de todo el mundo (Grecia, Suiza, Egypto y USA) fue “life-changing". Este grupo de mujeres, que nunca he conocido cara a cara, conocen muchas cosas de mí que nadie mas conoce.

Este sistema virtual nos funcionó porque somos adultas; nuestros cerebros están completamente formados, hemos tenidos miles de experiencias de socialización y tenemos una identidad propia definida.

En el caso de los jóvenes es diferente; requieren encuentros cara a cara con otros y objetos en su mundo para aprender. Por eso ahora se está oyendo el termino "Zoom burnout" en jóvenes, ya que sus cerebros no fueron diseñados para el aprendizaje en pantalla.

Años de investigación del cerebro joven

Desde los años 90, existe mucha informacion y data de lo que un cerebro en desarrollo necesita, pero cada día hacemos menos con esta información para guiarnos en la toma de decisiones en el área de educación. Recurrimos a la tecnología antes que los estudios de las necesidades vitales del cerebro de nuestros hijos. En el momento, se tomaron decisiones para poder seguir con la escuela, pero estamos a tiempo de rectificarlas.

Las investigaciones dicen que se puede usar pantallas, con moderación y en pequeñas dosis, mientras los jóvenes experimenten con interacciones cara a cara, movimiento y experiencias sensoriales en un mundo 3D (vs un mundo 2D de pantallas). 3D no siempre tiene que ser con personas, pueden ser libros, papels, lápices, y por supuesto familias.

El tiempo en patallas funciona como una privación sensorial en el cerebro joven. Después de largos períodos enfrente de una pantalla, van a necesitar sacar energía acumulada, resultando en mucha actividad física y hasta comportamientos fuera de control. De esta forma, no aprenden a autoregularse enfrente de pantallas. Por lo contrario, en
las experiencias de aprendizaje autodirigido aprenden a autorregularse.

Con pantallas, la atención siempre está externalizada, pero cuando juegan en 3D la atención se internalizada, desarrollando su imaginación.

Tools para apoyar a nuestros hijos en la enseñanza virtual

Primero, dividir el tiempo de pantalla en segmentos de 20-30 min.

Para los más pequeños: facilitar espacios de 1-2 horas de juego. Después de este tiempo de juego, van a estar mejor preparados para poder recibir más instrucción virtual.

Para los más grandes: incentivar movimiento, estiramiento y salir afuera en cada espacio libre que tengan.

Una opción es grabar las clases y dividirla en partes. Es el momento de abrir el diálogo entre escuelas, padres y alumnos sobre que está funcionando y que puede mejorar. El calendario escolar debería ser compatible con las necesidades del cerebro joven y no basado en otros factores.

¿Que opinan?

En mi opinión y experiencia profesional, es un tema muy serio ya que no solo es medir el tiempo que pasan en pantallas sino ver el efecto que está teniendo este tiempo en sus cerebros en formación.

Más claro no puede quedar después de leer esta cita del Dr. Perry, invesitgador del cerebro joven, cuando se refiere al uso de pantallas:

_"Las interrupciones de las señales neuroquímicas dependientes de la experiencia durante estos períodos pueden conducir a anomalías o déficits importantes en el desarrollo neurológico, algunos de los cuales pueden no ser reversibles".