Party of 4

September 6, 2021

Marlene Steuber

Así le dije a la anfitriona del restaurante, el viernes pasado cuando veníamos de despedirnos de mi hijo que se quedaba en la U. Se me quedó viendo y me dijo "3?"... y en estos días, son esas pequeñas cosas que me sacan las lágrimas.
Siento una mezcla de emociones a la vez:
triste por dejarlo ir + feliz al verlo realizarse,
gratitud por la oportunidad + miedo por no estar ahí,
ansiedad de esta nueva etapa + serenidad de saber que Dios hizo todo posible.
Por falta de guía y conocimiento, muchos adultos no sabemos navegar por las emociones que sentimos. Me cuentan que mi abuela, que era Irlandesa, decía: "Never show emotion in public"... si me hubiera visto llorándole a la anfitriona en el restaurante ;) Puede ser que en esa época así se educaba, pero ahora conocemos más sobre este tema. Como educadora, siempre he creído que la enseñanza de las emociones debe ser parte del currículo desde pequeños.
¿Qué siento y por qué?

Lo primero es identificar el sentimiento, por eso en mis días de teacher andaba con un chart de emociones a mano. Es un excelente apoyo visual para descifrar el sentimiento del momento.
¿Qué hago con esta emoción?
Según @positively present tenemos 3 opciones:

1. Use them (in a fun creative way) Como seguro ya saben, a mi me sirve escribir :)
2.Sit with them (just let them be)
3.Avoid them (but they always come back)
¿Qué me quedó de esta experiencia?

Participamos de varias actividades para las familias y los nuevos estudiantes. La U es Católica, basada en valores Agustinos, y en el discurso de bienvenida hicieron referencia a una cita de San Agustín: “You are not yet who you will become.” Como padres, podemos formarlos con la esperanza que tengan un fundamento sólido, pero llega una momento donde ellos toman las riendas de su vida. Y por más que quisiéramos que estén a nuestro lado, parte del amor TAN grande que les tenemos es dejarlos ir, como nos dijeron: "You’ve given them roots and wings, now it is time to let them soar."
Me gustaría compartirles 2 cosas de la misa de despedida: una bendición y una canción.

Student Blessing

May God bless you and protect you
May your heart and mind be united in faith,
so that you may be able to love wisely,
work creatively,
laugh heartily,
and live honestly.
May you use your education
to bring peace and justice to the world,
for the benefit of the human family,
and all of God's creation.
And may you always know that you are loved.
Amen
Canción: "Homeward Bound"
"Set me free to find my calling
And I'll return to you somehow"
Muy agradecida de compartir estas experiencias de mamá con una comunidad de padres y educadores tan comprometidos,